Gastronomía y cía

Platos de verduras para niños

Puede resultar difícil que los niños coman verduras. Su sabor no es agradable para nadie, pero sin embargo son muy beneficiosas para nuestra salud. Con estas recetas, puedes enmascarar ligeramente su sabor, y hacerlas más sabrosas para ellos.

Acelgas en salsa

Platos de verduras para niños

INGREDIENTES

INDICACIONES

Separamos los tallos de las acelgas de la parte verde. Los tallos los ponemos en una cazuela con agua fría, sal, unas gotas de aceite y un poco de harina mezclada, y los cocemos durante unos minutos, hasta que estén blandos.

La parte verde también la cocemos con agua, sal y unas gotas de aceite, durante un par de minutos. Después lo escurrimos bien y lo mezclamos con la mitad del jamón picado para darle forma de bola.

Lo pasamos por harina y huevo batido y lo freímos en una sartén con abundante aceite caliente hasta que estén doradas por fuera. Las sacamos a un plato con papel de cocina para que absorban en aceite sobrante.

En otra cazuela diferente, añadimos un poco de aceite y, cuando esté caliente, añadimos el jamón que nos ha sobrado y el ajo laminado. Una vez que esté rehogado, incorporamos las pencas cocidas y escurridas, añadimos un poco de caldo de cocción y dejamos que se cueza durante 5 minutos más.

Colocamos las pencas en una fuente y lo decoramos con las bolitas verdes rebozadas.

Berenjenas rellenas

INGREDIENTES

INDICACIONES

Precalentamos el horno a 225º C con calor por arriba y por abajo. Lavamos y secamos las berenjenas, y las cortamos longitudinalmente por la mitad. Sacamos con cuidado la carne de la berenjena que vamos a reservar.

Es importante no romper la piel de la berenjena para que no se desparrame el relleno.

Cortamos la mantequilla por la mitad y ponemos en cada mitad una cantidad como del tamaño de una nuez. Introducimos las berenjenas en el horno para que se asen durante 15 minutos.

La mantequilla restante se calienta en un cazo para poder sofreír la cebolleta. Cortamos la carne de la berenjena en trocitos, y la freímos con la cebolleta hasta que esté a punto.

Agregamos la harina y lo mezclamos todo. Dejamos que se tueste unos segundos la harina, y lentamente vertemos la leche caliente, mientras lo removemos con unas varillas para que no se formen grumos.

Una vez que tenemos medio hecha la bechamel de berenjena, añadimos el jamón picado y la mitad del queso, y volvemos a removerlo para que se derrita. Lo sazonamos con sal y unas vueltas de pimienta negra.

Cuando saquemos las berenjenas del horno, las rellenamos con el relleno, volvemos a sazonar y espolvoreamos el resto del queso por encima.

Lo volvemos a introducir en el horno para que se gratine el queso por encima.